Tiempo de Premios para Ekaré Sur

3 Noviembre, 2015 Published by

unnamed

Estamos más que felices con el reconocimiento que nos ha llegado el mes de octubre a través de importantes premios nacionales. Primero, la Medalla Colibrí, concedida por Ibby Chile a los libros Tren de Lectura (Selección de Verónica Uribe) en la categoría Autor Infantil, y Al sur de la Alameda (Escrito por Lola Larra e ilustrado por Vicente Reinamontes), en la categoría Autor Juvenil. La ceremonia de premiación tuvo lugar el pasado sábado en la FILSA 2015. Luego, hay que celebrar los tres premios del Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes a Al sur de la Alameda: Mejores Obras Literarias, categoría Infantil y Juvenil (Premio Marta Brunet) y el Premio Amster-Coré, en sus dos menciones: diseño (de Iván Larraguibel) e ilustración (de Vicente Reinamontes). Revisa aquí todos los ganadores.

Los libros premiados anualmente con la Medalla Colibrí Ibby Chile son analizados por un grupo de especialistas de diferentes áreas vinculadas a la literatura infantil que apuntan las mejores producciones chilenas para niños y jóvenes. El premio es un referente para el universo conformado por profesionales, investigadores y otros actores de la cadena del libro para niños en Chile.

El Consejo Nacional de la Cultura e de las Artes premia cada año las mejores obras literarias en los géneros poesía, nove- la, cuento, dramaturgia, ensayo y literatura infantil y juvenil. También promovido por el Consejo de Cultura, el Premio Amster-Coré orienta su selección con el objetivo de promover y estimular a los creadores gráficos chilenos, además de reconocer el diseño y la ilustración como expresiones fundamentales en el desarrollo del arte y la industria editorial.

LA NOVELA
En mayo de 2006 cientos de estudiantes secundarios chilenos salieron a las calles a marchar y ocuparon sus colegios en señal de protesta. Reclamaban contra la desigualdad, el lucro, y la ley de educación en Chile. Se le llamó la Revolución de los Pingüinos. ¿Cómo se vive una toma desde dentro? ¿Cómo se enfrentan los problemas diarios de desabastecimiento, aislamiento, desmotivación, deserción, y pugnas de poder? Inspirada en los hechos que trascendieron las fronteras de nuestro país, Lola Larra escribe Al sur de la Alameda. Diario de una toma, en la que dos perspectivas en contrapunto van construyendo una historia con muchos ingredientes: amor, política, suspenso, fútbol, rencillas, sueños y memoria. Nicolás, el protagonista, relata en su diario lo que ocurre día a día; mientras las imágenes del ilustrador Vicente Reinamontes detallan la mirada de un personaje misterioso que acecha a los estudiantes desde una casona vecina.

Mayo de 2006, primer año del gobierno de Michelle Bachelet. Un pequeño colegio al sur de la Alameda está en toma. Todo en él ha cambiado: las salas de clase, el patio y hasta los mismos alum- nos, que parecen ser otros cuando se ven enfrentados a los desafíos de la movilización. Entre ellos está Nicolás, el arquero estrella del equipo de fútbol, que se aburre en las asambleas y escribe en su cuaderno un diario de la toma. Sus amigos se han ido y no lo comprenden; mientras su madre, se muestra por primera vez realmente orgullosa de su hijo. Lo que comienza como un hecho fortuito-se queda siguiendo a Paula, su compañera francesa- le hará cambiar y crecer. En el camino revivirá la juventud de sus padres, quienes en los 80 lucharon contra la dictadura de Pinochet. Además de dar cuenta de un momento histórico, la novela rinde un pequeño homenaje a grandes revoluciones estudiantiles de todos los tiempos.

El protagonista irá registrando pequeños incidentes cotidianos: eternas asambleas, dar de comer a 35 hambrientos adolescentes, peleas, charlas por teléfono con su madre y sus amigos, extraños sabotajes, y sobre todo, su relación con Paula, una chica interesante, culta y resuelta que trastoca su mundo y sus prioridades. Mientras tanto, las imágenes descubren a un segundo narrador, que desde las sombras observa los ires y venires de los estudiantes. A través de sus ojos vemos cosas que Nicolás pasa por alto, o que sencillamente no dice.

Al sur de la Alameda es una novela de formato atractivo y sugerente, que mezcla elementos del mun- do del cómic, el cine, la televisión y la fotografía. Sus secuencias de ilustraciones de corte expresio- nista se intercalan inteligentemente para complementar el relato. Una obra provocativa y entretenida para chicos y chicas a partir de los 12 años.

LOS PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS

Premio Marta Brunet 2015 – Categoría Juvenil

Premio Amster-Coré 2015 – Mejor Diseño – Mejor Ilustración Medalla Colibrí Ibby Chile 2015

Los Mejores del Banco del Libro 2015 – Categoría Juveniles

Premio Fundación Cuatrogatos 2015

The White Ravens 2014

Babelia (El País) 2014 – Mejor Novela Juvenil

Premio Australis 2014 – Mejor Diseño

Premio a la Edición 2014 – Camara Chilena del Libro