Desde Bolonia: María José Ferrada, entre premios y reencuentros

5 Abril, 2017 Published by
El martes por la mañana María Teresa Cárdenas, periodista de El Mercurio, tuvo una muy interesante conversación con María José Ferrada, la prolífica escritora chilena. Hablaron de la infancia en su literatura, del cuidado del lenguaje y, precisamente, de su vasta producción de textos y su gran nivel de escritura.

María José, recientemente premiada en la Feria de Bolonia por el libro Un jardín (2016), con ilustraciones de Isidro Ferrer y editado por A buen paso, vive un gran momento en su desempeño como escritora. En el diálogo con María Teresa Cárdenas, abordaron diversos aspectos de su creación literaria. Conversaron de su infancia en Temuco, de la posibilidad de visibilizar realidades a través de la literatura, de la pobreza y la marginalidad en la que viven muchos niños en el país y lo impactante que la mirada de esa realidad puede tener en la percepción de un niño. Exploraron aspectos de su narrativa y el tratamiento poético de su escritura. Hablaron de la recién publicada Kramp (Emecé, 2017), de la mirada del niño y la relación con un padre vendedor viajero. La profundidad de la entrevista alcanzó temas sensibles de la obra de María José, y demostró que su literatura está en el lugar que debe estar: en la mirada de la crítica, los buenos editores y, por supuesto, los lectores de todas las edades.

Pudimos hacerle unas pequeñas preguntas dentro de su agitada agenda en Bolonia. Aquí sus respuestas:

¿Qué te ha parecido la Feria este año?

Me parece que es un buen lugar no solo para ver libros sino para encontrarse a los amigos que se dedican a lo mismo y que uno solo encuentra en estas ocasiones. Ilustradores, escritores que viven lejos y con los que siempre hace bien hablar.

El lunes fuiste reconocida por tu libro Un jardín, que publicaste con la editorial española A buen paso. ¿Cómo recibes este importante reconocimiento en los Bologna Ragazzi Award?

Feliz! Siempre los reconocimientos son una alegría, sobre todo cuando se trabaja con compañeros tan de lujo como Isidro o Arianna de A Buen Paso. En ese sentido, estoy contenta más que con el premio, con la oportunidad de haber trabajado y seguir trabajando con gente que no solo se toma en serio lo que hace, sino que además lo disfruta mucho. Me parece que eso se nota en el proceso, se nota en el resultado y si otros lo notan, como en este caso el jurado, más genial todavía.

Bolonia tiene una fuerte tendencia hacia la ilustración, hacia el lenguaje visual, ¿cómo ves la posición de los autores respecto a los ilustradores en la Feria?

En realidad no sé bien… pero me parece que es un lugar interesante para todos los que trabajan en la industria del libro infantil: editores, escritores, ilustradores, diseñadores, traductores.

María Teresa Cárdenas y María José Ferrada tras su conversación en la Feria de Bolonia.